Merece la muerte: los espectadores de cine.


Cada poco tiempo tenemos que aguantar el continuo bombardeo de noticias relacionadas con el descenso en el número de espectadores de cine. Por supuesto, este descenso está provocado (según los “entendidos”) por los altos índices de piratería y no por otros motivos como podrían ser el precio de las entradas de cine (cada vez más desproporcionado) o la preocupante falta de calidad y originalidad de las películas de hoy en día. A parte de estos motivos (de los que hablaré en otra ocasión) existe otro de igual o mayor importancia, y es el hecho de tener que aguantar a estúpidas criaturas infrahumanas a nuestro alrededor mientras intentamos ver la película.

A continuación expongo todos y cada uno de los motivos por los que pienso que el 90% de los espectadores de cine merecen la muerte.

  • Por las “pataditas” que te dan en el respaldo del asiento. Solo por esto ya habría dado más de un hachazo.
  • Por aplaudir después de la típica escena de acción. Acojonante pero cierto. Me ha ocurrido varias veces, una de ellas cuando Legolas derriba un Olifante en El Retorno del Rey.
  • Por hablar en medio de la película. Y no, no me refiero a que una persona haga un comentario en un momento determinado (no estoy tan enfermo), me refiero a esos miserables que aprovechan la película para hablar de sus lamentables vidas.
  • Por los brincos y “grititos” que dan determinadas personas (sobre todo “niñitas” sobre-hormonadas) en los repetitivos sustos de las películas de terror.
  • Por comer nachos con queso, perritos calientes y demás guarradas. ¿Pero qué grandísima mierda es esta?. Una cosa es comer unas inofensivas palomitas y otra cosa es “cerdear” de esa manera. Por un lado tienes que estar pendiente de que no se le caiga en el reposa-brazos y te pringue entero, y por otro lado tienes que aguantar ese inmundo olor a aceitazo que emanan esas porquerías.
  • Por comer patatas fritas, snacks etcétera. Esto es casi lo que peor llevo. El “ruidito” de la bolsa de patatas, añadido al “ruidito” de la propia patata siendo masticada, provoca en mí un deseo casi irrefrenable de cometer un atentado suicida.

Por todos y cada uno de estos motivos, me encantaría bloquear las salidas de emergencia de una sala de cine abarrotada de gente, prenderle fuego y ¡DISFRUTAR, POR FIN, DEL ESPECTÁCULO!.

Añado este contundente mensaje del grandísimo Antonio Gasset.


Entrada publicada originariamente en diciembre de 2009. 

Acerca de Adrien Fowl

Administrador y redactor de La Mazmorra de lo Grotesco. Guitarrista de la banda de metal sinfónico Light Among Shadows. Sígueme en Twitter: @adrienfowl
Esta entrada fue publicada en Merece la muerte y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.
  • DonCabraLoca

    Yo quitaría lo de los nachos con queso y pondría pipas, a mi me da igual lo que la gente coma, siempre y cuando sea alimento que no haga ruido ni molesten.

  • Viktor Korolenko

    No has pensado en aquellos también que ni su madre los quiere, sin embargo están sacando sus celulares cada 5 minutos, como si de veras alguien les mandara muchos mensajes, molestándote con ese brillo?

  • German Noe

    she pendejo , todo te molesta, pareces pinche anciano